Diálogos de Libro

Nadie puede enjaular los ojos de una mujer que se acerca a una ventana, ni prohibirles que surquen el mundo hasta confines ignotos. Carmen Martín Gaite.

Menu

Autopublicación: cuánto pagarías por maquetar un libro.

Si careces de experiencia, el precio por maquetar tu libro para autopublicarlo puede resultar bastante asequible y adecuado a tu presupuesto.

Autopublicación: cuánto pagarías por maquetar un libro

Hace pocos días hablábamos en esta casa de la aventura de la autopublicación, de los costes y beneficios, de las ventajas y desventajas frente a la edición tradicional y todos los avatares inherentes a la misma. Entre los pasos imprescindibles (y previos) a la impresión final, nos encontramos con la maquetación, uno de los pilares de las futuras ventas del libro. Claro que la belleza de la obra se encuentra en su interior, sin embargo no podemos negar que la primera impresión pesa muchísimo.

Porque, a ver, maquetar un libro no es una labor sencilla y para hacer una chapuza casi mejor dejarlo estar. La labor profesional se nota a la legua, pues los formatos adecuados a los estándares del mercado editorial requieren experiencia y conocimientos específicos. Por ello dedicamos este pequeño repaso al proceso y su coste.

Cómo maquetar tu libro

Por decirlo rápido y claro: maquetar consiste en estructurar y situar de manera correcta el texto en el papel.

Antes de empezar a maquetar un libro es importante definir las dimensiones del papel —no, no se puede publicar una novela, un ensayo o un poemario en tamaño A4—, el formato, el tipo de letra, los márgenes (teniendo en cuenta el espacio para la encuadernación y el tamaño del lomo), las sangrías, párrafos, saltos de línea, encabezados y notas al pie. También hay que establecer el número de las llamadas “páginas de cortesía”, es decir, las primeras en blanco anteriores al comienzo de la obra, normalmente dos.

Si todos esos detalles se encuentran en Word, ¿para qué necesito el trabajo de un profesional?, piensas. Cierto. Sin embargo, al tratarse de un procesador de textos, aunque con funciones muy avanzadas, no diseñado para la maquetación, podemos encontrarnos con muchas sorpresas y un resultado final poco satisfactorio. A mí me parece tremendo engorro, eso sin contar el tiempo necesario para realizarlo y que luego sea un fiasco. Creo que, si puedes permitirte una pequeña inversión, lo suyo es dejar el trabajo en manos profesionales. Así tendrás la garantía de que tu libro, además de ser magnífico, lo parezca.

El precio por maquetar un libro

Ya vimos que todas las editoriales de autopublicación cuentan con servicios específicos de maquetación, diseño de portada y encuadernación. Los precios entre ellas no difieren en exceso, sí las condiciones de trabajo, los plazos o las opciones incluidas en el encargo. También suelen publicar en sus plataformas diversas recomendaciones para ayudarnos en la tarea si decidimos lanzarnos a la automaquetación.

Por ejemplo, Letra Minúscula proporciona en su web una serie de sugerencias acerca de la maquetación para Amazon KDP y ofrecen sus propios servicios profesionales de maquetación. Las tarifas varían en función del formato (ebook y/o papel), las dimensiones y la forma (cuadrado, rectangular, estándar o no), la calidad del papel, el cosido y el número de páginas. Los presupuestos son siempre personalizados. Ello implica el envío previo del manuscrito —“no hacemos presupuestos de libros que no hayamos visto”, advierten—. Si temes por tus derechos de tu autoría, existe la opción de firmar un contrato de confidencialidad.

Newsletter

La forma más sencilla de estar al día de todo lo que se publica en Diálogos de Libro.

Puedes ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición sobre tus datos.

Recomendado

Lucia Joyce: la bailarina arco iris.

Lucia Anna Joyce nació en 1907, en la sala para indigentes de un hospital de Trieste. En aquel momento sus padres, James Joyce y Nora Barnacle, vivían en Italia como refugiados tras huir de las miserias de Dublín.

Ana M. Serrano

El espíritu indomable de Edmonia Lewis.

Edmonia Lewis llevaba en el ADN la fuerza de la raza, el amor propio y la insumisión de los inconformistas. Le costó humillaciones, claro. Muchas. También sangre.

Ana M. Serrano