Diálogos de Libro

Si hay poesía subterránea en mis palabras, solo tú lo sabes. En ti ha de acabar, puesto que fuiste tú su origen. José Hierro

Menu

Canción del amor prohibido (y versión)

"Solo tú y yo sabemos lo que ignora la gente / al cambiar un saludo ceremonioso y frío, / porque nadie sospecha que es falso tu desvío, / ni cuanto amor esconde mi gesto indiferente."

“Solo tú y yo sabemos lo que ignora la gente

al cambiar un saludo ceremonioso y frío,

porque nadie sospecha que es falso tu desvío,

ni cuanto amor esconde mi gesto indiferente.

Solo tú y yo sabemos porque mi boca miente,

relatando la historia de un fugaz amorío,

y tu apenas me escuchas y yo no te sonrío,

y aun nos arde en los labios algún beso reciente.

Solo tu y yo sabemos que existe una simiente

germinando en la sombra de este surco vacío,

porque su flor profunda no se ve, ni se siente.

Y así dos orillas tu corazón y el mío,

pues, aunque las separa la corriente de un río, por debajo del río se unen secretamente”.

José Angel Buesa

(¹) Versión

Sólo nosotros sabemos lo que esconde el beso gélido y furtivo…, y porqué tu boca miente -y la mía- y mi mirada se pierde, vacía, entre el barullo y los coches, disfrazada ante la gente, ante sus idas y venidas, su trayecto planeado y su prisa.

Nadie sospecha cuánto amor encubre mi gesto lejano, despegado; ni tal vez tú. Tampoco importa.

Sólo tú y yo sabemos porqué inventan mis ojos perezosos y mi sonrisa forzada, impasible; apenas te escucho -ni me escuchas- una charla banal, un ¿cómo estás? indiferente…

Sólo tú y yo sabemos que aún arden en mis labios otros besos candentes, de ayer o antes de ayer, o el deseo de mañana. Y tu sabor, prohibido.

Reina, 8 de julio

3 Responses to Canción del amor prohibido (y versión)

  1. Pingback: Tweets that mention Canción del amor prohibido (y versión) | Diálogos de Libro -- Topsy.com

  2. Me encanta laprimera versión y esa magnífica metáfora de un río inagotable que se une bajo tierra. Es estupendo, Reina. Me encanta leerte, cada vez más. Besos… bajo tierra.

  3. Reina says:

    La primera versión es la original; es tan bueno Buesa!!

    Gracias por estar y leer 😉 Mil besos

Newsletter

La forma más sencilla de estar al día de todo lo que se publica en Diálogos de Libro.

Puedes ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición sobre tus datos.

Poemas

Haiku o el arte de lo pequeño. II

Hoy, el haiku se escribe en veinticinco lenguas (algunos afirman que en setenta) que representan corrientes culturales diferentes.

Ana M. Serrano

Tankas (des) encadenados

El Tanka es un poema corto, sin rima de cinco versos (5-7-5-7-7 sílabas); el tercero es el eje.

Ana M. Serrano

Renacer.

Renacer serpenteando entre las aguas turbulentas, mar despiadado que mis ojos engendraron.

Ana M. Serrano

Canción del amor prohibido (y versión)

“Solo tú y yo sabemos lo que ignora la gente / al cambiar un saludo ceremonioso y frío, / porque nadie sospecha que es falso tu desvío, / ni cuanto amor esconde mi gesto indiferente.”

Ana M. Serrano

Relatos

Amanecer.

Callejones de suburbio. Rejas oxidadas en las ventanas, algún que otro cristal roto, muros desconchados, telefonillos quemados, cabinas reventadas, broncas y jeringuillas.

Ana M. Serrano

Sospecha – II.

Aunque se esforzaba por adivinar cómo había llegado hasta allí, solo veía una luz irreal, la nieve amontonada a ambos lados de la acera, la indiferencia del policía

Ana M. Serrano

Intrusos.

La primera vez que los vi un grito de terror se ahogó en mi garganta. Fue la noche del 16 de septiembre.

Ana M. Serrano

Sospecha. I.

La noche del 19 de noviembre, el silencio reinaba en el pequeño hotel de Kitzbühel. Anke dormitaba apoyada sobre el mostrador…

Ana M. Serrano