Diálogos de Libro

Si hay poesía subterránea en mis palabras, solo tú lo sabes. En ti ha de acabar, puesto que fuiste tú su origen. José Hierro

Menu

Nunca nos dejan en paz.

El pueblo llano, cuando reza, pide lluvia, hijos sanos y un verano que no acabe jamás.

Nunca nos dejan en paz

—El pueblo llano, cuando reza, pide lluvia, hijos sanos y un verano que no acabe jamás —replicó Ser Jorah—. A ellos no les importa que los grandes señores jueguen a su juego de tronos, mientras los dejen en paz. —Se encogió de hombros—. Pero nunca los dejan en paz.

Juego de Tronos.
George R.R. Martin

5 Responses to Nunca nos dejan en paz.

  1. Javier says:

    ¡Ojala pudiésemos quedar al margen de las decisiones del poder!

    • Reina says:

      Por mi se pueden matar entre ellos o tomarse copas, me da igual, no me importan ni me interesan; ojalá se olvidaran de nosotros, pero no nos dejan en paz, nunca nos dejan en paz.

      Un beso, Javier

  2. Javier says:

    Qué lleno de verdades como esa está ese pedazo de libro.

    • Reina says:

      Javier y Javier Muñoz 😉

      Juego de tronos me gustó mucho; es muy particular. En ocasiones algo violento. Aventuras “irreales” que transportan a una época medieval que a mi siempre me ha atraído muchísimo. Tiene frases y reflexiones fantásticas, la verdad. Ahora estoy con el segundo “Choque de reyes”. Enganchan.

      Gracias por dejar vuestros comentarios. Es un placer. 🙂

  3. Brillante frase.
    Es verdad que parece que cada vez nos importe menos lo que hacen los poderosos, aunque también es un problema porque pueden hacer lo que les dé la gana.
    ¡Un saludo, Ana 🙂 !

Newsletter

La forma más sencilla de estar al día de todo lo que se publica en Diálogos de Libro.

Puedes ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición sobre tus datos.

Citas

Nunca nos dejan en paz.

El pueblo llano, cuando reza, pide lluvia, hijos sanos y un verano que no acabe jamás.

Ana M. Serrano

Minipost

Generaciones.

¿Sabes que pasa, Ignacio? Que cuando me hablas de tus anhelos, de lo que quieres estudiar, jamás mencionas la palabra “libertad”.

Ana M. Serrano

Nunca nos dejan en paz.

El pueblo llano, cuando reza, pide lluvia, hijos sanos y un verano que no acabe jamás.

Ana M. Serrano

Vértigo

Tras subir varios pisos de sosiego, Isabel se quedó sin aliento.

Ana M. Serrano

Cuatro

No existe más espacio, ni surco.

Ana M. Serrano

Juegos de tankas

No calma el agua la sed que me consume bajo la lluvia; ¡Derrama tu rocío ardiente entre mis labios! Rafa …

Ana M. Serrano