Diálogos de Libro

Nadie puede enjaular los ojos de una mujer que se acerca a una ventana, ni prohibirles que surquen el mundo hasta confines ignotos. Carmen Martín Gaite.

Menu

Libros de lujo: obras de arte en papel.

Dicen que un libro no se juzga por su cubierta y eso es cierto, salvo cuando el exterior del mismo es de por sí una obra de arte. En estos casos, el caparazón anticipa el suculento manjar que nos aguarda. Porque no se trata de libros al uso, sino de libros de lujo, auténticos objetos de culto cuyo contenido está vinculado a las artes y al facsímil.

Cartem Books: Libros de lujo y ediciones de Arte

Dicen que un libro no se juzga por su cubierta y eso es cierto, salvo cuando el exterior del mismo es de por sí una obra de arte. En estos casos, el caparazón anticipa el suculento manjar que nos aguarda. Porque no se trata de libros al uso, sino de libros de lujo, auténticos objetos de culto cuyo contenido está vinculado a las artes, la reproducción de textos antiguos, códices, incunables, facsímiles, cartografía, delicadas miniaturas, bestiarios y manuscritos medievales o bellísimos libros de horas.

En ocasiones, los libros de lujo también reúnen compilaciones de un movimiento artístico, de un momento concreto de la historia, antológicas de un autor determinado. Son, en cualquier caso, tesoros literarios testimonio del legado cultural de la humanidad.

No todas estas joyas de la alta bibliofilia responden al mismo propósito ni todas se ciñen a un esquema predeterminado. De hecho, existen varias subcategorías —ediciones de arte, ediciones especiales, ediciones limitadas, ediciones de coleccionista— que difieren tanto con respecto a su objeto como a su contenido. Así, mientras que las ediciones de arte se distinguen por su estética y la riqueza de los materiales empleados, las ediciones especiales incluyen material extra como ilustraciones, láminas, litografías y grabados firmados, documentación de archivo, cartas manuscritas, estudios introductorios o transcripciones anotadas. Se trata la mayor parte de las veces de publicaciones conmemorativas con motivo de aniversarios del autor o la obra.

Las ediciones limitadas no suelen superar los 5000 ejemplares. El editor se compromete, además, a no lanzar más copias que las estrictamente especificadas en la tirada. Entre ellas, destacan las ediciones de coleccionista firmadas por el artista o autentificadas por sus legatarios. Puesto que se destina a bibliófilos empedernidos, la tirada es numerada, la calidad extraordinaria y el diseño exquisito. Ciertas editoriales publican también ejemplares de gran tamaño (algunos alcanzan alturas entre 50 y 70 cm) que requieren técnicas de encuadernación especiales para abrir el libro por completo sin dañar el lomo.

La edición de lujo no sólo es un arte. Requiere una minuciosa labor de investigación en la que colaboran filólogos, historiadores y expertos en iconografía, además de la mano artesana e imprescindible de los encuadernadores, maestros en técnicas centenarias como la escatirvana o la holandesa.

La encuadernación artesanal precisa de materiales de excelente calidad. Aparte del papel —del que hablaré más adelante— son fundamentales los hilos (lino, cáñamo o algodón son los más preciados) y las pieles utilizadas para cubrir las tapas. La piel comenzó a usarse para encuadernar a partir del siglo XIII. Desde entonces, las técnicas han experimentado numerosas variaciones. Lo que no ha variado (o sí, pero no mucho) es la elección del animal y de la parte más exquisita del mismo para extraer el material de la más alta calidad. Son muy apreciadas la badana procedente de la oveja o el cordero y el chagrén de cabra.

Obviamente, si el papel es siempre el rey, en las ediciones de lujo su protagonismo se eleva a un nivel superior. La elección del tipo de papel viene determinada por el contenido: un libro de fotografía necesita un papel estucado, mientras que los textos resultan más lujosos en tipos verjurados o de alto gramaje. También se vincula estrechamente con el diseño editorial.

Por poner un ejemplo, en la editorial salmantina Cartem Books especializada en libros de lujo para bibliófilos, coleccionistas y amantes del arte, seleccionan siempre papeles de alto gramaje y diferentes texturas en función del formato y contenido del ejemplar. Italiano de 170 gramos para ediciones ilustradas en color, como Tolkien. Viaje por la Tierra Media. Esta edición limitada reúne un completo recorrido por los paisajes y personajes creados por J.R.R.Tolkien. Más de 200 ilustraciones —manuscritos, mapas, bocetos, borradores, dibujos y acuarelas del autor— descubren la Tierra Media tal y como se forjó en la mente de su creador.

Otra de las joyas de CM es la edición conmemorativa (limitada a 400 ejemplares) con motivo del quinto centenario de la muerte de Leonardo Da Vinci: Leonardo Da Vinci: Una vida en dibujos. Para esta edición, que reúne una amplia variedad de dibujos a color y en alta definición, el papel seleccionado es el estucado semimate de 150 gramos.

Excepcional, tanto por el enigmático contenido del texto como por el material (papiro natural auténtico) es la edición en facsímil de El libro de los muertos. Egiptólogos como Zahi Hawass y Nacho Ares y traducción de E. Wallis Budge, comentan cada una de las viñetas ilustradas de las 37 secciones del Papiro de Ani, cuya conservación y descripciones constituyen una fuente excepcional para el estudio de un texto datado hacia el año 1300 a de C. Un maravilla.

Los amantes de la cartografía renacentista están de enhorabuena con la edición en facsímil del Atlas de Gerardus Mercator. El documento original se creó hacia 1578, en un contexto social y político muy agitado. Se compone de varios tomos de extraordinaria belleza que identifican y sitúan en el mundo diferentes países, regiones y ciudades. En esta ocasión Cartem ha recopilado 146 mapas, reproduciéndolos mediante técnicas de impresión muy precisas y en 8 colores sobre un papel de fabricación especial, idéntico al original.

Estas tres ediciones ilustran el quehacer diario y la maestría de una editorial entregada al arte de la literatura y la reproducción de originales únicos en el mundo desde hace más de una década. Actualmente cuenta con un excelente equipo de expertos historiadores, eruditos, bibliógrafos, investigadores, traductores, fotógrafos, artesanos e incluso químicos, que han conseguido elaborar más de 40 ediciones facsímiles de códices y libros iluminados y una veintena de libros de lujo.

+

Imágenes cortesía Cartem Books. Libros de lujo y ediciones de arte. Absolute Durero.

Newsletter

La forma más sencilla de estar al día de todo lo que se publica en Diálogos de Libro.

Puedes ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición sobre tus datos.

Arte

Libros de lujo: obras de arte en papel.

Dicen que un libro no se juzga por su cubierta y eso es cierto, salvo cuando el exterior del mismo es de por sí una obra de arte. En estos casos, el caparazón anticipa el suculento manjar que nos aguarda. Porque no se trata de libros al uso, sino de libros de lujo, auténticos objetos de culto cuyo contenido está vinculado a las artes y al facsímil.

Ana M. Serrano

Lygia Clark, el arte como terapia y liberación.

Entre la figuración, la abstracción y el arte terapéutico. En esas coordenadas estéticas se mueve la brasileña Lygia Clark, una de la principales figuras del Neoconcretismo del siglo XX.

Ana M. Serrano

Joana Vasconcelos, la alquimista de lo cotidiano.

Joana Vasconcelos ama el color y el lujo barroco. Es punzante e irónica, local y global, elegante e inmensa. Representa el choque entre la realidad y la imagen, la contradicción entre la mujer tradicional y la contemporánea, la presencia femenina activa en la sociedad.

Ana M. Serrano

Madge Gill, el arte en defensa propia.

Madge Gill nació en el East End londinense en 1882. Olvídense del fascinante espacio artístico, vibrante, bohemio y hipster del siglo XXI. En la época victoriana el barrio era un reducto marginal, desordenado e insalubre.

Ana M. Serrano