Diálogos de Libro

Si hay poesía subterránea en mis palabras, solo tú lo sabes. En ti ha de acabar, puesto que fuiste tú su origen. José Hierro

Menu

¿Qué es poesía…?

Poesía eres tú. La poesía, como la música, existe desde el origen de los tiempos, porque vivir sin poesía o sin música no será imposible —supongo— pero seguro el mundo se convertiría en un lugar aún más insufrible, inhóspito y aciago. Porque la poesía, como el mar, el siempre mar, ya estaba y era.

…Y sin vacilar un segundo viajamos hasta Sevilla con Bécquer —poesía eres tú— y el romanticismo.

La poesía nos conduce directamente al amor, al desamor, a la vida, a la alegría, al sufrimiento, al deseo, al sentimiento profundo, a la emoción, al triunfo de lo irracional… Es el primer impulso porque, sin duda alguna, todo eso es poesía. Poesía es eso y más, todo eso y mucho más. Porque la poesía es un arma cargada de futuro.

La poesía, como la música, existe desde el origen de los tiempos, porque vivir sin poesía o sin música no será imposible —supongo—  pero seguro el mundo se convertiría en un lugar aún más insufrible, inhóspito y aciago. Porque la poesía, como el mar, el siempre mar, ya estaba y era.

Porque la poesía, además de un pretexto para sentir tus dedos dibujando historias en mi pelo, es capaz de regalarme la belleza de un pobre cubo de la basura.

Poesía es desmayarse, atreverse, estar furioso, es ir y volver, encontrarse, encontrar, sucederse, suceder. Es táctica y estrategia, una batalla ganada —o perdida—, es sorprenderse, es fluir y huir

Es una tarde de verano, la tarde anterior a la tormenta con truenos en el cielo, una mañana de primavera, dulce y cantarina; ocre, naranja y roja en otoño, o una lluvia airada que estremece en invierno.

Y…

“Si hay poesía subterránea
en mis palabras, solo tú
lo sabes. En ti ha de acabar,
puesto que fuiste tú su origen.

José Hierro

  1. Bécquer.
  2. Gabriel Celaya.
  3. J.L Borges.
  4. G. Belli.
  5. Rafael Morales.
  6. Lope de Vega.
  7. M. Benedetti.
  8. Luis Gª Montero.
  9. José Hierro

Y para ti, ¿qué es poesía? ¿Te apetece contármelo?

Reina, 21 de marzo de 2011

9 Responses to ¿Qué es poesía…?

  1. senovilla says:

    Para mi la poesía es una forma de contar los sentimientos, de dibujar con el verbo el amor, de vivir un eterno momento.

    Un abrazo y feliz día de la poesía.

  2. No pretendo ser demasiado pedante con las palabras que voy a decir. Lo que si que voy a ser es sincero. Esta tarde he tenido la oportunidad de volver a encontrarme con el mejor poema que he escrito en toda mi vida, cuando ELLA volvio a sonreirme. Eso ha sido para mi poesia. Besos.

  3. La expresión de mis deseos, inquietudes, sensaciones, sentimientos, desde lo más hondo de mi ser. Una necesidad, un anhelo, un grito que se ahoga liberándose al fin, la explosión de mis sentidos…

  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. Eva Navarro says:

    Es la vida misma, con sus luces y sombras, pasada por el tamiz de las palabras, bellas y claras, duras y cerradas, que la retratan con toda su expresión.

Newsletter

La forma más sencilla de estar al día de todo lo que se publica en Diálogos de Libro.

Puedes ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición sobre tus datos.

Artículos

Zenobia Camprubí: el cerebro a la sombra de un ególatra.

Zenobia Camprubí fue una mujer adelantada a su tiempo. No sólo tuvo una habitación propia, era dueña de varios pisos que alquilaba a extranjeros y de un negocio de arte, decoración y antigüedades, daba clase en la universidad, entraba y salía a su antojo salvo cuando los ataques de pánico de JRJ se lo impedían.

Ana M. Serrano

Lucia Joyce: la bailarina arco iris.

Lucia Anna Joyce nació en 1907, en la sala para indigentes de un hospital de Trieste. En aquel momento sus padres, James Joyce y Nora Barnacle, vivían en Italia como refugiados tras huir de las miserias de Dublín.

Ana M. Serrano

Cada país alimenta a sus bestias.

Tanto en la jurisprudencia como en el criterio de un juez caben todos esos prejuicios machistas de los que se nutren las diferentes manadas patrias. En España alimentamos a nuestras bestias con el pienso de la humillación femenina.

Ana M. Serrano

El espíritu indomable de Edmonia Lewis.

Edmonia Lewis llevaba en el ADN la fuerza de la raza, el amor propio y la insumisión de los inconformistas. Le costó humillaciones, claro. Muchas. También sangre.

Ana M. Serrano

Corazón dividido.

Con el corazón dividido afronto este año la jornada del 8 de marzo. Porque de un tiempo a esta parte siento que nos manipulan. Que estamos cayendo en una nueva trampa ideológica que desvirtúa el concepto feminismo y que no sólo nos arrastra, nos perjudica.

Ana M. Serrano

Poemas

Haiku o el arte de lo pequeño. II

Hoy, el haiku se escribe en veinticinco lenguas (algunos afirman que en setenta) que representan corrientes culturales diferentes.

Ana M. Serrano

Tankas (des) encadenados

El Tanka es un poema corto, sin rima de cinco versos (5-7-5-7-7 sílabas); el tercero es el eje.

Ana M. Serrano

Renacer.

Renacer serpenteando entre las aguas turbulentas, mar despiadado que mis ojos engendraron.

Ana M. Serrano

Canción del amor prohibido (y versión)

“Solo tú y yo sabemos lo que ignora la gente / al cambiar un saludo ceremonioso y frío, / porque nadie sospecha que es falso tu desvío, / ni cuanto amor esconde mi gesto indiferente.”

Ana M. Serrano

Recomendado

Zenobia Camprubí: el cerebro a la sombra de un ególatra.

Zenobia Camprubí fue una mujer adelantada a su tiempo. No sólo tuvo una habitación propia, era dueña de varios pisos que alquilaba a extranjeros y de un negocio de arte, decoración y antigüedades, daba clase en la universidad, entraba y salía a su antojo salvo cuando los ataques de pánico de JRJ se lo impedían.

Ana M. Serrano

Lucia Joyce: la bailarina arco iris.

Lucia Anna Joyce nació en 1907, en la sala para indigentes de un hospital de Trieste. En aquel momento sus padres, James Joyce y Nora Barnacle, vivían en Italia como refugiados tras huir de las miserias de Dublín.

Ana M. Serrano

El espíritu indomable de Edmonia Lewis.

Edmonia Lewis llevaba en el ADN la fuerza de la raza, el amor propio y la insumisión de los inconformistas. Le costó humillaciones, claro. Muchas. También sangre.

Ana M. Serrano

Camille Claudel, la escultora maldita.

Camille Claudel, la hermana de Paul Claudel, la amante musa de Rodin. Por eso se la recuerda en la historia. No porque fuera la mejor escultora de su tiempo.

Ana M. Serrano

De madres e hijas.

A Cecilia Bölh de Faber lo de escribir le venía de serie. Francisca Larrea, su madre, tradujo a Lord Byron y a Mary Wollstonecraft.

Ana M. Serrano